Pena De Muerte


El hombre acusado de matar a nueve feligreses afroamericanos durante una sesión de estudio de la biblia enfrentará un juicio con pena de muerte, aunque no todas las familias de las víctimas están de acuerdo con ese castigo, dijo este jueves una procuradora.


Scarlett Wilson afirmó que algunos delitos son tan atroces que requieren el castigo más fuerte que el estado puede aplicar.


“Este fue el delito extremo, y la justicia de nuestro estado pide el castigo extremo”, dijo la procuradora al leer un comunicado de tres minutos en el exterior de su oficina en Charleston. No aceptó preguntas.


Unas horas antes, Wilson presentó los papeles que afirman que pedirá la pena capital para Dylann Roof, de 21 años. Sus argumentos para ello: Murieron más de dos personas y varias vidas más corrieron peligro.


Roof también enfrenta cargos federales, incluido el de crímenes agravados por el odio racial, pero los fiscales a ese nivel no han decidido si también buscarán la pena de muerte. Autoridades federales dijeron que el agresor escribió en internet sobre fomentar la violencia racial y utilizó insultos racistas en un manuscrito en el que criticó la integración de las razas que conforman el país.


Los sobrevivientes también dijeron a la policía que profirió insultos racistas durante el ataque.


Wilson dijo que comprende el deseo de algunas familias de las víctimas de perdonar a Roof, y que algunas no crean en la pena de muerte, pero indicó que el perdón no elimina las consecuencias de las acciones del agresor.


“El tomar una decisión de tanto peso es una responsabilidad impresionante”, afirmó Wilson. “La gente que ya ha sido víctima no debería llevar la carga de tomar las decisiones en nombre de toda una comunidad. No deberían tener que sopesar las preocupaciones de otras personas. No deberían tener que evaluar los hechos del caso”.


Los abogados de Roof no respondieron a la decisión de Wilson.


Pero la petición del jueves no garantiza que el caso vaya a juicio. En varios casos de homicidio en South Carolina, los procuradores han interpuesto solicitudes para buscar la pena de muerte y las han utilizado como fichas de negociación con el fin de hacer que el demandado se declare culpable a cambio de una condena a cadena perpetua.


Los abogados del acusado dijeron el 31 de julio ante una corte federal que él hubiera estado dispuesto a declararse culpable de los cargos por delitos de odio, pero deseaba esperar para ver si los fiscales querían condenarlo a muerte.


Roof enfrenta cargos estatales, incluidos nueve por homicidio, en los asesinatos del 17 de junio en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emmanuel. Se espera que en octubre se presente de nuevo ante la corte por dichos cargos.