Papa


El papa Francisco dijo hoy en Filadelfia (EEUU) que la institución civil del matrimonio y el sacramento cristiano ya no coinciden sustancialmente ni se sostienen mutuamente y apeló a no olvidar “la transformación del contexto histórico”.


El papa Francisco lamentó la legalización de los matrimonios entre personas homosexuales pero también pidió a los obispos a enfocar sus energías en otra cosa en lugar de quejarse.


Este cambio tiene consecuencias culturales, sociales y también jurídicas sobre los vínculos familiares y ello involucra a todos, “creyentes o no creyentes”, dijo el pontífice ante obispos invitados al Encuentro Mundial de las Familias, que concluye hoy en esta ciudad estadounidense.


El papa dijo que a los responsables de la Iglesia “el mundo” les “pide y reclama” una “conversión pastoral” y añadió: “es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo”.


“El cristiano no es un ‘ser inmune’ a los cambios de su tiempo y en este mundo concreto, con sus m