Ahogada


Una niña de 18 meses murió ahogada en una piscina inflable que se encontraba en el patio de la casa donde residía con sus padres.


La menor fue identificada como Rosmakeila Jiménez, residente en la urbanización Toribio Camilo de esta ciudad. Era hija de Victoria Farlenny Jiménez de 22 años.


El cuerpo sin vida de la bebé fue entregada a sus familiares y esta tarde le darán cristiana sepultura.