michellLa vida del cantante Michel Batista hoy se ve muy bonita, pues tiene fama y ha logrado posicionarse en términos económicos. Pero detrás del salsero hay una historia que contar llena de vicisitudes y malos momentos desde antes de salir del vientre de su madre.


Hoy, luego de años de superación, gracias a su deseo de echar hacia adelante, el salsero cuenta cómo fue su vida de niño y adolescente y la forma en que llegó a la música y se hizo famoso cantando salsa, algo que no ocurrió de la noche a la mañana.


De familia pobre


Michel viene de una familia humilde de los bateyes de Barahona, y con orgullo dice que fue limpiabotas, vendió limoncillos, níspero, mango, aprendió un poco de electricidad y mecánica de auto y hasta tuvo una paletera en la Zona Colonial durante un tiempo.


El artista nació a finales de los 50 en el Batey 6 de Barahona, luego vivió en el Batey 7 y más tarde en el Batey Central.


Sin estudiar aprendió a hablar un poco portugués, francés, inglés y creole, ya que su bisabuela era de origen africano.


Todo inició cuando su madre salió embarazada de un jovencito en la escuela primaria de su comunidad, con apenas 13 años de edad.


Cuando los padres de se enteraron del caso la echaron de la casa y al estar desamparada una tía la acogió, pero cuando estaba casi al dar a luz, la tía le retiró su apoyo