Coma


Esta joven norteamericana entró en coma al dar a luz a su bebé durante una emergencia de cesárea y pasó una semana en el hospital en este estado. Pero recobró la normalidad y volvió a la vida contra todo pronóstico al escuchar el llanto de su bebé después de una semana en coma.


Un coágulo de sangre hizo que los médicos del hospital de Carolina del Norte decidieran hacerle a Shelly Concord Cawley una cesárea de urgencia. Tras la intervención la joven quedó en coma. Los médicos dijeron que Shelly estaba muy débil y cerca de la muerte.


Sin embargo, tras una semana en coma, las enfermeras pensaron que el contacto con el bebé podía ser beneficioso para la madre. Así que, como el bebé ya se encontraba muy recuperado, el padre puso al niño en los brazos de su madre y ella despertó al escucharlo llorar.


Shelly Concord Cawley, orgullosa, ha asegurado según recoge Foxnews, que “ahora cree 100% en los milagros”.


Fuente: Que.es