Despedida
Robert Chernow, un joven estadounidense de 28 años, ha protagonizado la despedida de soltero más triste de la historia. ¿Por qué? No era ni su boda y recorrió Chicago completamente solo, ya ninguno de sus amigos- ni siquiera el novio- aparecieron en escena.


Las despedidas de solter@ siempre prometen emociones fuertes tanto al novio como a la novia. Los amigos organizan el típico ‘tinglao’ para ponerte en un aprieto y que sudes la gota gorda durante unas horas. ¡Cosas de la sociedad!


Un joven estadounidense de 28 años ha querido dar un giro de 180 grados a esas fiestas llenas de alcohol y de lujuria, protagonizado una nueva versión de las despedidas de solter@. ¿Cómo lo ha hecho? Montándose la juerga él solo.


No, no fue algo intencionado. Sus amigos- incluido el novio- perdieron el vuelo que les iba a llevar a Chicago, la ciudad en la que tenían prevista la despedida de soltero para su amigo Jake. Chernow no se quedó sólo en el hotel ni planteó un tema alternativo: decidió seguir adelante y seguir con todos y cada uno de los planes que tenían fijados.


Bajo el hashtag #chicagoforone, Robert empezó a posar con cara de pena en todas las fotografías que subía a su cuenta de Instagram. Se fue a hacer un crucero por el río Chicago, fue a montarse en los coches de choque, a ver un partido de fútbol americano. ¡Lo hizo todo… Y SOLO!


No sólo le habían abandonado sus amigos sino que a todos y cada uno de los sitios a los que acudía estaban completamente vacíos.


La broma fue hasta tal punto que Chernow decidió abrirse una cuenta de Tinder en la que ironizaba sobre la despedida que estaba viviendo: ¡Hola, Chicago! Se suponía que estaba aquí para asistir a una despedida de soltero pero los vuelos de mis amigos fueron cancelados y estoy aquí solo en busca de amigos. ¡Nada sexual! Solo turismo”, explicaba el joven ‘solitario’.


¡Menuda mala suerte!


Fuente: Que.es