Haiti


La Asociación de Industrias de Haití (ADIH) respaldó ayer las medidas anunciadas por el gobierno haitiano para impedir el paso de 23 productos dominicanos a través de la frontera terrestre, con el objetivo de mejorar el control aduanal y proteger a la población de su país.


La ADIH felicitó al ministro de Economía y Finanzas, Wilson Laleau, “por las nuevas medidas adoptadas para luchar contra el fraude y el contrabando rampante en la zona fronteriza”, según señala un comunicado al que tuvo acceso LISTÍN DIARIO. Haití cerrará sus fronteras terrestres a 23 productos procedentes de República Dominicana para mejorar el control de calidad de importación de bienes dominicanos, aunque permitirá su acceso a través de puertos marítimos y aéreos.


A poco de conocerse la medida, el gobierno dominicano llamó a consulta a su embajador en Haití, Rubén Silié, y acusó a ese país de violar compromisos binacionales como un acuerdo suscrito el año pasado, que establece que “las partes notificarán cualquier norma e instrumento legal relativo al comercio antes de su puesta en práctica”.


“Además de los ingresos que serán recuperados por las autoridades fiscales, estas disposiciones contribuirán a promover la inversión, además de la creación de puestos de trabajo”, señaló ayer el comunicado de los industriales.


“La ADIH reitera su apoyo a las medidas adoptadas y espera que los sectores progresistas del país se adhieren a ella”, agregó el documento suscrito por el presidente de la entidad, Carl-Frédéric Madsen.


El representante también recomendó a los productores locales “perjudicados por el fraude y el contrabando” y cuyos productos no están en la lista del Ministerio de Economía y Finanzas, que se pongan en contacto con sus organizaciones para sumarse a la medida, que esta semana también encontró el respaldo de Le Nouvelliste, el principal periódico de Haití.


Haití reivindicó esta semana su derecho a regular la entrada a ese país de productos dominicanos, y a establecer mejores controles para evitar las millonarias pérdidas que le produce un sistema deficiente de inspección en su frontera terrestre.


“Tenemos que proteger al país, a nuestros inversionistas locales y nuestras fronteras que acusan una pérdida de alrededor de un millón de dólares mensuales debido a nuestro sistema de supervisión inadecuada”, dijo el canciller haitiano Lener Renauld.


La aplicación de la medida, que inicialmente debía arrancar el miércoles, fue aplazada hasta el jueves 1 de octubre, que marca el inicio del año fiscal 2015-2016, según señaló el Ministerio de Economía y Finanzas difundido en Puerto Príncipe.


La prohibición afecta a productos como la harina de trigo, fideos, aceite comestible, mantequilla, manteca, jugo en polvo, gaseosas, cervezas, snacks, maíz molido y galletas.