Iglesia


La Iglesia Católica alertó a los dominicanos y a los demás latinoamericanos, que deben aprender la lección de ciudadanía responsable ejercida por la Justicia de Guatemala y la Sociedad Civil, al procesar en los tribunales al presidente renunciante Otto Prez Molina, la vicepresidente, Roxana Baldetti, y otros funcionarios acusados de corrupción en la nación Centroamericana.


Frente a ese hecho, los religiosos criollos claman que “no podemos permanecer indiferentes a los casos de corrupción que hemos tenido durante años, y que se quedan en el olvido”.


Las reflexiones las plasman en el editorial del semanario Camino, que estará disponible desde este domingo en las parroquias y puestos de expendios de impresos físicos.


Estima la Iglesia Católica, que cada acto de corrupción aumenta la pobreza de los pueblos y estimula la violencia, que se ha convertido en un problema social. Es de criterio, de que “en nuestro país nadie puede estar por encima de la ley”, pero consideró que para eso se necesita una Justicia cada vez más independiente.


Considera, que “llegó el momento de que nadie pueda escudarse en un partido, apellido o cualquier otro tipo de influencia, para burlar la Justicia. Los pueblos crecen en la medida que se institucionalizan”.


Alude y cita, los señalamientos de monseñor Oscar Julio Vian Morales, arzobispo de Guatemala, que el gobierno de Pérez Molina al igual que otros, decían que amaban a Guatemala, pero en realidad robaron a los pobres


Para la institución religiosa, los habitantes de esta hermosa nación centroamericana, se hastiaron de la corrupción administrativa de muchos de sus dirigentes políticos.


“Ya no soportan más este cáncer que lleva a la tumba a millares de sus hijos privados de alimentación, vivienda, educación, salud y seguridad, mientras un grupo vive en la opulencia provocadora a costa de la miseria de otros”, señalan.


Los católicos dominicanos relatan, como las manifestaciones populares de forma pacíficas, se multiplicaron de pueblo en pueblo, hasta lograr que la Corte Suprema retirara la inmunidad al presidente Otto Pérez Molina, y así responda ante la Justicia por los hechos que se les imputan, mientras ya su vicepresidenta guarda prisión por ser parte de una red de soborno que favorecía la importación de ciertos productos y para evitar que otros pagaran impuestos.


En el editorial de Camino se lee que, estos hechos indignan, porque Guatemala tiene un alto nivel de pobreza. Algunos estudios indican que hay departamentos como Alta Verapaz, que la pobreza ronda el 90%, y en la zona rural llega al 46% de una pobreza extrema”.