Menor


El joven Jefry Fermín, cuyo cadáver fue encontrado con un balazo en la cabeza en el sector Los Solares del barrio Bella Vista, tenía un prontuario delictivo de 15 fichas por la comisión de diferentes delitos.


Vecinos que le conocían aseguraron que tenía una conducta muy reprochable.


“Ese jovencito era muy conflictivo y la gente le decía que le pasaría algo grande” dijeron a condición de que anonimato.


Explicaron que la víctima no tenía más de 17 años y ya sus padres no lo podían controlar, ya que cometía actos reñidos con la ley.


Fermín era buscado por la Policía, según se reveló.


Su cadáver fue encontrado en un solar baldío del sector Los Solares de la indicada barriada santiaguera.