Fiscalia


A solicitud del Ministerio Público, el Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo condenó a 180 años de prisión, en sumatoria, a los seis integrantes de una banda de secuestradores que operaban en el Gran Santo Domingo y San Pedro de Macorís.


Pedro González Santiago Mora y Luis Ramón Minaya Acosta, ambos militares, junto a Gervasio Nolasco Paredes, Omar Patricio Ozoria Méndez, Jorge Luis Hernández Quezada y Bonifacio de León Flores integraban una banda que haciéndose pasar por agentes de la DNCD detenían a sus víctimas, las secuestraban y luego pedían rescate a sus familiares.


Los seis integrantes de la red fueron sentenciados a 30 años de prisión, cada uno, tras ser encontrados culpables de los cargos de asociación de malhechores, secuestro agravado, usurpación de funciones y porte de arma ilegal.


El Ministerio Público inició las investigaciones del caso tras recibir la denuncia de una de las víctimas. Durante la investigación también se contactó a otra víctima, a quienes la banda extorsionó con la suma de RD$220,000.00


El modo de operación de la red era el mismo, llegaban a las residencias de sus víctimas vestidos de agentes de la DNCD, fingiendo un operativo los detenían y trasladaban a una residencia en Boca Chica donde se comunicaban con los familiares para pedir un rescate.


Mediante la inteligencia electrónica y vigilancia el MP pudo establecer que antes de su arresto, los imputados planificaban secuestrar a un empresario extranjero y obtener así la suma de US$4.6 millones de dólares.