FAO


Ante la crisis ocasionada en el país por la presencia de la mosca del Mediterráneo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, está brindando asistencia técnica al Ministerio de Agricultura para fortalecer la capacidad del personal que está al frente de las labores de eliminación de este insecto.


La capacitación sobre reconocimiento y manejo de la mosca del Mediterráneo ha sido impartida por el ingeniero Raul Castañeda, consultor de la FAO, a unos 100 técnicos del departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura, especialmente los que laboran en la región Este.


Los funcionarios también han sido entrenados sobre técnica y manejo de la mosca con énfasis en la liberación de insectos estériles, una técnica que implementará el Ministerio de Agricultura con el fin de impedir la descendencia del insecto, reduciendo así sus poblaciones en el campo.


La colaboración de la FAO contempla también la asistencia para las lecturas de las nuevas trampas que se han colocado a nivel nacional y prácticas en terreno para la liberación de los insectos estériles en las zonas de incidencia.


El entrenamiento que se realiza en coordinación con el Programa Moscamed-RD, se está desarrollando en las ciudades de Higüey y de Santo Domingo, e incluyó una práctica de campo efectuada en el área de Punta Cana, lugar donde fue encontrado el mayor foco de esta plaga el pasado mes de marzo.


Dichos entrenamientos son parte del apoyo que brinda la FAO al Ministerio de Agricultura para fortalecer las capacidades de los técnicos de Sanidad Vegetal en el control de la Mosca del Mediterráneo, informó el ingeniero Andrés Cedano, oficial técnico de la FAO.


“El Ministerio de Agricultura ha aplicado los protocolos internacionales para el manejo de la mosca del Mediterráneo, logrando disminuir considerablemente su población”, aseguró Leandro Mercedes, Viceministro de Extensión y Capacitación del Ministerio de Agricultura, al participar en uno de los talleres ofrecidos por el especialista de la organización internacional.


El proyecto de la FAO también ofrecerá una asistencia en el uso adecuado de plaguicidas para fortalecer las capacidades del equipo de Moscamed-RD en el manejo seguro de este tipo de productos, a fin de evitar un uso indiscriminado de los mismos y el daño que estos pudieran generar en la producción agrícola y el medio ambiente.


La mosca de Mediterráneo (Ceratitis capitata) afecta a multitud de especies cultivadas como cítricos, melones mangos, café, aguacate, ají, chinola, cereza, guayaba, zapote, entre otras frutas y vegetales.