Presupuesto


Organizaciones sociales, sindicales, economistas y dirigentes políticos cuestionaron la distribución hecha por el Gobierno en el anteproyecto del Presupuesto General del Estado para 2016.


Para el CREES, en el anteproyecto presentado por el Gobierno se mantiene la misma política de déficits y de endeudamiento que en años anteriores, y se continúa subestimando los ingresos.


Mientras que el sindicalista Rafael -Pepe- Abreu, presidente de la CNUS, esa propuesta de presupuesto es un balde de agua fría sobre los empleados que esperaban un aumento salarial de 30%, y considera que esa es una contradicción del presidente Medina.


En tanto que los dirigentes del Partido Revolucionario Moderno, Andrés Bautista y Eligio Jáquez y su aliado Eduardo Estrella, (Dominicanos por el Cambio), coincidieron en que ese proyecto no representa ningún avance a favor del pueblo dominicano, y criticaron que no haya un aumento significativo para salud.


El economista y vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), Ernesto Selman, manifestó ayer que con el anteproyecto de Presupuesto presentado por el gobierno para el 2016, el cual asciende a RD$663,558 millones, se mantiene la misma política de déficits y de endeudamiento que en años anteriores, y se continúa subestimando los ingresos.


“Cuando publican un déficit de 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB), eso quiere decir que todavía vamos a seguir requiriendo por lo menos 1,500 millones de dólares de nueva deuda y entonces lo que nos dice esto es que la política que hemos llevado de déficits constantes, que mantienen la deuda pública incrementándose año tras año, se mantiene”, indicó Selman.


En tanto que la economista Jacqueline Mora, señaló que aunque se esperaba un déficit más bajo que el estimado, entiende que realmente hay poca libertad para eso.


Consideró que con los ingresos que se plantean es un poco difícil tener un déficit más bajo.


“Yo creo que el presupuesto presentado es tendencial, pasivo, esperable, un presupuesto que no pone de manifiesto cambios radicales ni en la política tributaria ni en la política de gastos del gobierno, eso es lo que yo veo con la información que hay”, dijo Mora tras referir que lo planteado no es ni bueno, ni malo, sino normal.


Manifestó que en un contexto de un presidente que busca reelegirse es difícil poner sobre la mesa un presupuesto con lo que realmente quiere, porque no puede poner algo que no puede cumplir.


Así mismo consideró que el presupuesto presentado para 2016 se ve normal y no saca a la luz ninguna estrategia en gestión presupuestaria que sea radicalmente diferente.


Selman, al responder si será posible que en algún momento en el país se pueda elaborar un Presupuesto sin déficit, dijo que “no solo tendrá que ser posible, sino que será necesario en algún momento. Lo que sí hay un mensaje claro que tienen que saber los congresistas y es que con la aprobación de los presupuestos implica que van a tener que estar aprobando nueva deuda cada vez más”, resaltó.


El ejecutivo expresó que el origen de toda la deuda que tiene que aprobar el Congreso Nacional, cada vez que hay una emisión de bonos soberanos es la aprobación de un presupuesto deficitario que implica que los gastos son mayores que los ingresos.


El Presupuesto Nacional presentado para el 2016 contempla RD$33,000 millones más que el establecido para 2015, ya que sólo la partida asignada al Ministerio de Educación, que es un 4% del PIB, aumentará RD$10,474 millones.