Luna


Durante la próxima madrugada la mayor superluna, o máxima aproximación a la Tierra, de este año coincidirá con un eclipse lunar, y ese hecho no volverá a producirse hasta 2033, ha indicado a Efe el astrónomo Miquel Serra, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).


Miquel Serra, que coordinará desde el Teide, en Tenerife, la retransmisión de ese “espectáculo” con el proyecto europeo Gloria, ha explicado que el eclipse del lunes próximo tiene de especial que coincidirá con la mayor de las quince superlunas que se darán en 2015.


El eclipse será visible desde Europa Occidental, América del Sur y la costa este de Norteamérica, con el máximo centrado en el Océano Atlántico.


Miquel Serra ha explicado que, al contrario de lo que sucede con los eclipses de Sol, durante la totalidad del eclipse de Luna se podrá comprobar que el satélite no desaparece de la vista, sino que adquiere una tonalidad rojiza.


Ese fenómeno se debe a que la atmósfera de la Tierra, que se extiende unos ochenta kilómetros más allá del diámetro terrestre, actuará como una lente desviando la luz del Sol, y a la vez filtrará de modo eficaz sus componentes azules, para dejar pasar solo luz roja, que será reflejada por la Luna.


De ese modo tendrá un resplandor cobrizo en lo que se conoce como luna de sangre.


El eclipse durará una hora y once minutos y el grupo coordinado por Miquel Serra hará tres conexiones, la primera de ellas de media hora, entre las 19.30 y las 20.00, hora local canaria, para ofrecer la puesta de Sol desde el Teide y el alineamiento de la Luna llena y en estado de superluna, con la sombra del volcán.


La segunda conexión se hará de quince minutos desde las dos de la madrugada, hora local, para ofrecer la entrada de la Luna llena en la sombra del Teide.


Y la tercera conexión será desde las tres y hasta quince minutos después para dar el eclipse total de Luna.


Los astrónomos del proyecto Gloria (GLObal Robotic telescopes Intelligent Array for e-Science) ofrecerán el espectáculo desde las islas canarias de La Palma, Fuerteventura y Tenerife.


Las imágenes del eclipse se utilizarán para diversas actividades de estudiantes de Secundaria, como calcular el tamaño de la sombra terrestre a partir de imágenes del eclipse lunar.