Estructura


El Consejo Económico Binacional Quisqueya y la dirección general de Desarrollo Fronterizo iniciaron una mesa de trabajo con miras a la concretización del Proyecto de Desarrollo Sostenible creado por los empresarios.


En encuentro se coordinó el diseño de la nueva infraestructura que viabilizará la zona de libre comercio ubicada en los pasos fronterizos de Jimaní y Mal Passe.


El empresario Juan Bautista Vicini Lluberes y Miguel Bejarán, director general de Desarrollo Fronterizo, acompañados de sus respectivos equipos de trabajo, se reunieron en la sede de los empresarios y cruzaron informaciones relacionadas con los programas que ejecuta la institución gubernamental, así como nuevas ideas con fines de apoyar el proyecto de desarrollo fronterizo, que tiene previsto su inicio a finales del presente año.


Las discusiones entre los representantes de ambas entidades se basaron específicamente en tres puntos: construcción de infraestructura para la creación de la Zona de Libre Comercio; estipulada en la zona 3 del proyecto.


Vicini Lluberes y Bejarán consensuaron el punto de partida de la Avenida Circunvalación, una vía que sacará el tránsito de vehículos pesados de la zona del mercado binacional que se desarrolla en Jimaní y Mal Passe, con el fin de que los pobladores de ambas comunidades se integren de forma más eficaz al comercio, y que a la vez, haya un mayor control de la mercancía que entra y sale por ese paso fronterizo.


De igual forma, coordinaron la construcción de una nueva infraestructura para las Aduanas que funciona allí, la edificación de varios puentes en Dajabón, y el remozamiento del Puerto de Manzanillo, el cual funcionará como el centro de exportación de la manufactura que se desarrollará en la zona, con conexión con la comunidad de Caracol en Cabo haitiano y Bonao, en Monseñor Nouel; convirtiéndolo además, en un punto estratégico en la región del Caribe y Centroamérica para las exportaciones de los países del área.


Una nota enviada a END, dice que los integrantes del grupo empresarial valoraron como extraordinario la formación del Voluntariado Juvenil de la dirección general de Desarrollo Fronterizo, del cual dijeron sería el instrumento idóneo para la implementación de proyectos de alto impacto y el incentivo de inversiones rentables, público-privadas, al tiempo que sugirieron se haga una réplica del mismo en territorio haitiano.


La iniciativa público-privada de carácter binacional que tiene como inversionistas principales a Juan Vicini y a Fernando Capellán del lado dominicano, y a Marc-Antoine Acra y Jean Lucien Ligonde como contra parte haitiana, busca capitalizar el crecimiento constante del PIB de la República Dominicana en la zona fronteriza, a través de una estrategia que permita alcanzar mayores niveles de bienestar por medio a la generación de bienes y servicio de forma sostenible.