Haitianos


iembros del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) devolvieron a su territorio a más de cien indocumentados haitianos que intentaron ingresar al país con documentos falsificados.


Los extranjeros tratan mediante la presentación de documento alterados burlar la vigilancia de los militares en los montes y puestos de chequeos, con familias completas que también incluyen niños.


Durante las detenciones han sido ocupados centenares de documentos del Plan Nacional de Regularización y Naturalización de Extranjeros que entrega el Ministerio de Interior y Policía, fotocopiados, con fotografías montadas y datos alterados.


Mediante documentos los inmigrantes pretenden sorprender a las autoridades para que les permitan su ingreso a través de los montes y fincas en esta parte de la frontera. El director del Cesfront, general Carlos Reyes, dijo que los efectivos bajo su mando no permitirán que la frontera sea vulnerada.