Fraude


El Senado fue apoderado ayer de una denuncia acerca de un millonario fraude que ha vulnerado el Sistema Dominicano de la Seguridad Social, al reportar nóminas ficticias mediante la modalidad de salarios parciales, lo que ha generado un “desequilibrio financiero” de unos 100 millones de pesos anuales.


Las evidencias sobre esta alegada mafia fueron presentadas ayer por ante la Comisión de Seguridad Social y Trabajo del Senado por parte del director de la Tesorería de la Seguridad Social, Henry Sadhalá, quien reveló que el “desequilibrio financiero” ronda el 40 por ciento, por lo que el sistema está a punto de colapsar.


“Son mafias que conocen las debilidades del sistema… Tenemos que trabajar para derogar esa resolución que permite esta modalidad de salarios parciales y el Estado tiene obligatoriamente que garantizar salud y pensiones a estos trabajadores, que sabemos que no son”, indicó el destacado técnico.


Mientras, el presidente de la comisión, José María Sosa, informó que a más tardar el próximo jueves rendirán un informe de gestión al pleno y prometió que tomarán medidas drásticas a los fines de corregir las anomalías, en perjuicio del Estado.


La denuncia original fue hecha hace unos días por la presidenta de la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP), Kirsis Jáquez, quien alertó que empleadores ficticios están cometiendo un gran fraude contra el sistema.


El senador Sosa dijo que estas bandas están afiliando a supuestos trabajadores con salarios entre mil y dos mil pesos bajo la modalidad de salarios “parciales” y así obligan al Consejo de la Seguridad Social a garantizarle por doscientos pesos que aportan al régimen contributivo salud y pensiones.


Sostuvo que producto de estas operaciones fraudulentas el Estado tiene que pagar tres mil 500 pesos por los empleados de estas empresas que operan de manera irregular.


Además, estas mafias cobran a los “trabajadores” una suma de hasta cinco mil pesos para afiliarlos al régimen contributivo y lo reportan como empleados, devengando un salario de mil y dos mil pesos, respectivamente.


Citó como ejemplo que una persona que se identificó como empleador inscribió en el régimen de la seguridad social dos mil empleados, con sueldos de hasta mil pesos mensuales en la mayoría de los casos. “Esto implica que la Tesorería Social tendría que aplicar por cada uno de estos empleados el equivalente a cuatro personas, lo que le cuesta a la institución unos 4 mil 500 pesos mensuales”, añadió.


En el encuentro estuvieron presentes además, los senadores, José Rafael Vargas, Charlie Mariotti, Amarilis Santana, Eddy Mateo y Manuel Paula.