Gobierno


La Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones (Fenacodep) pidió hoy al gobierno ejecutar un plan de contingencia que procure reducir los precios de la canasta básica.


“El problema de la canasta familiar afecta a todo el país. Nosotros nos queremos preocupar y ocupar de la solución de ese problema, porque ahora vemos cómo la gente tiene que pagar un plátano carísimo, como tiene que pagar una libra de batata carísima, una libra de yuca, una berenjena, la auyama”, aseguró el presidente de la organización, René Japa.


En ese sentido, explicó que el aumento de precios en los alimentos de primera necesidad no sólo contribuye a la desestabilización de los comercios, sino que generan pérdidas económicas en los consumidores.


“Se sabe que ha habido factores naturales como la sequía, pero el gobierno tiene que actuar importando (alimentos) a tiempo, y con un mecanismo que reduzca los precios. Lo que procuramos es que la gente mejore su calidad de vida, sea en un colmado o en un supermercado”, refirió.


Japa destacó, además, que la “difícil” situación ha obligado a la población más desfavorecida a consumir harina de trigo y de maíz.


El comerciante habló esta mañana antes de iniciar el XIX Congreso Nacional de Fenacodep, en el que se analizaron los principales problemas que afectan al comercio detallista del país.