Reunion


El Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) demandó este lunes una reunión con carácter de urgencia con las principales instancias del Gobierno en materia de construcción.


La demanda se produce luego de que un miembro del gremio se suicidara de un tiro agobiado por las deudas que contrajo para concluir una obra del Gobierno.


Francisco Mosquea, presidente del gremio, citó entre estas a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), los ministerio de Obras Públicas, Educación y Salud Pública.


Esa reunión, añadió, será para que conformen un grupo de trabajo con el objetivo de recopilar y verificar el estatus de cada uno de los expedientes de los contratistas que han sido beneficiados con obras por el Estado.


Indicó que los miembros del Codia van a buscar soluciones a los problemas que puedan tener y que van a brindar representación legal gratuita a los contratitas de obras del Estado que presenten inconvenientes con los pagos de las cubicaciones..


“Aseguramos que los contratistas con problemas de pagos de las cubicaciones y problemas para ejecutar los contratos de las instituciones públicas y también aquello que han terminado sus obras y todavía las instancias gubernamentales no les responden o no han honrado su compromiso contractuales tendrán en el Codia un absoluto respaldo para que su trabajo sea reconocido”, dijo Mosquea.


Mosquea también demandó una “profunda investigación” del suicidio del arquitecto David Rodríguez García, quien de acuerdo a unas notas que dejó, se quitó la vida agobiado por las deudas que había contraídos con personas externas para poder cumplir con la remodelación de una escuela, que ganó en un concurso.


El presidente del gremio dijo lamentar el hecho y planteó que si las cubicaciones de las obras se pagaran a tiempo, tragedias como la del arquitecto se podrían evitar.