Baret


El ministro de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, proclamó que para garantizar el avance de la calidad de la educación en el país, la politiquería debe ser erradicada del sistema. Afirmó que a eso obedece que bajo su administración no haya sido nombrado un solo profesor o profesora que no haya ganado su puesto en un concurso de oposición.


Indicó que los docentes son designados en atención a lo que establecen la Ley General de Educación 66-97 y el Pacto por la Educación. Se refirió a los 16 Distritos Escolares recién creados, en los que no serán nombrados Directores ni Directoras atendiendo al amiguismo ni a la politiquería, ya que esos puestos tendrán que ser ganados por concurso de oposición, pues lo que importan son las competencias y capacidades, no las ideologías, religiones o afiliaciones políticas de los maestros.


Valoró que el índice de estudiantes de la carrera de Educación sean mujeres, ya que es prueba de que la vida del maestro está siendo transformada de manera positiva, exhortando a los jóvenes varones a integrarse.


Puntualizo que la nueva política educativa busca que los nuevos egresados a la licenciatura de Educación de las universidades del país sean de los mejores para el sistema dominicano.