cachicha4


Un bar de Lancaster, Inglaterra, deberá pagar la suma de 100,000 libras, unos $153,000, a una clienta a la que le extirparon el estómago tras ingerir una bebida con nitrógeno líquido en el establecimiento, informó The Guardian.


Gaby Scanlon, ahora de 20 años, celebraba su 18 cumpleaños en el bar Oscar cuando le ofrecieron tomar una consumición llamada Nitro-Jägermeister. Nada más ingerir el líquido, la joven comenzó a sentirse mal, a la vez que humo salía de la boca y la nariz.


El pasado jueves, en la corte donde se desarrollaba el juicio por el suceso, se describió el hecho como una “explosión” en el estómago de Scanlon que la dejó al borde de la muerte.


“Me volví al hombre y le pregunté si se podía beber. Él dijo que ‘sí’. Humo salía de mi nariz y mi boca. En seguida supe que algo no estaba bien. Mi estómago se expandió. El mánager [del bar] no me dijo nada sobre dejar que la bebida reposase”, explicó Scanlon.


Según la BBC, las bebidas con nitrógeno no son ilegales, pero no se deben consumir hasta que este líquido se ha evaporado completamente.


Tras ingerir la bebida, la joven fue trasladada al hospital Royal Lancaster Infirmary, donde se procedió a extirparle el estómago y conectar su intestino delgado con el esófago para salvarle la vida. En su testimonio aseguró que aún sufre de graves dolores a causa del peligroso coctel.


El bar Oscar, el cual había abierto sus puertas tan solo cinco meses antes del incidente, se declaró culpable del cargo de haber fallado en su misión de asegurar la seguridad de los clientes, aunque el empleado que dio el trago a Scanlon no ha sido condenado.