Arresto


Los agentes tuvieron conocimiento de que un conductor local de rickshaw de una zona del norte de la India estaba buscando compradores para un bebé recién nacido. La pareja escogida era un matrimonio del estado de Uttar Pradesh que quería dar el bebé a su sobrina recién casada y que era incapaz de tener hijos.


Shabana, que dio a luz el pasado 1 de septiembre ha contado con la complicidad de su hermana Rizawana, de 22 años. Las dos están detenidas y han confesado a los agentes el intento de venta del bebé. Según los primeros datos, aseguran que deseaban evitar la “vergüenza social” y la “carga económica” que supone tener un hijo fuera del matrimonio.


Este no ha sido el primer embarazo de Shabana tal y como informa Mail Online. Ya tuvo un hijo con su primer marido que la abandonó hace tres años.


Ahora, el fracaso de su relación con un vecino de su barrio de Mumbra cerca de Bombay y su posterior embarazo le colocan en una complicada situación al borde del estigma social que ha intentado solucionar vendiendo a su bebé.