Tuberias


Ante la grave sequía que padece la República Dominicana, el desperdicio de agua potable es palpable en diferentes puntos, lo que se observa en derrame del preciado líquido en zonas que tienen tuberías rotas, sin que las autoridades competentes resuelvan este problema.


Reporteros de El Nuevo Diario observaron una tubería rota en la calle Galván con avenida México, en el sector Gazcue, donde el agua se está desperdiciando y los moradores han llamado varias veces a la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) para que la arregle, y sin embargo, solo reciben respuestas de que irán a resolver el problema, pero no lo hacen.


Esta tubería rota contrasta con la sequía que afecta al país, impide la circulación de peatones desde hace aproximadamente dos meses, e indigna y llena de rabia a los ciudadanos que transitan por esta área del sector Gazcue.


Los moradores de Gazcue dijeron que también están sufriendo el duro racionamiento del suministro de agua a las viviendas, por lo que reiteran el llamado a las brigadas de las Caasd para que corrijan la fuga de esta tubería que los mantiene desesperado.


Igual situación están sufriendo los habitantes del municipio de Fantino, donde una tubería rota ha dejado por cinco días sin agua a esta localidad.


El señor Evangelista Saldaña Reyes, quien sirvió de vocero de los habitantes de este municipio, se quejó de que tienen varias semanas sin agua potable, y la respuesta que le dan es que supuestamente se debe a la ruptura de una tubería en la zona.


Criticó que la falta de agua combinada con el calor que está afectando al país, agudiza aún más la situación de esa comunidad.


En los barrios capitalinos se encuentran lavaderos de carros improvisados en las calles que derrochan el agua sin medida, sin pensar en que cientos de personas no tienen el líquido para bañarse o para sus quehaceres domésticos.


Son muchos los moradores de sectores capitalinos que desde ya han iniciado un plan de ahorro, ante la advertencia de las autoridades sobre el bajo nivel de las presas y el pronóstico de pocas lluvias en los próximos días de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).


El director general de la CAASD, Alejandro Montás, anunció la ampliación de los servicios de asistencia a la ciudadanía y la elaboración de un plan de contingencia para hacer frente a la presente sequía, que ha reducido en 50 por ciento el caudal de los ríos que alimentan los acueductos que suplen de agua potable al Gran Santo Domingo.


Montás dijo que debido a los efectos del actual período de estiaje decidió preparar el plan de emergencia que se diseña cada año, a fin de que los ciudadanos del Gran Santo Domingo reciban el líquido para satisfacer sus necesidades.


La sequía que afecta a la República Dominicana mantiene los niveles de agua de las presas por debajo de su altura, lo cual pone en riesgo la producción agrícola, la generación de energía y el servicio de agua para el consumo humano.


Este miércoles el ex director del INHDRI, Héctor Rodríguez Pimentel, pidió al presidente Danilo Medina que declare el país en “estado de emergencia” , debido a la prolongada sequía y que designe una comisión de seguridad hídrica mientras el congreso aprueba la Ley de Agua.


Apoyó su petición en que otros países, como Panamá y Cuba, han tomado medidas similares para mitigar los efectos de la sequía y evitar mayores daños a los agricultores y demás ciudadanos.


Expresó que de acuerdo a los pronósticos de los organismos de meteorología del área la sequía se va a prolongar hasta final de este año e inicio del 2016, fruto del Fenómeno del Niño que está estacionado en el océano Pacífico adyacente a Perú y Ecuador.


Mientras que el actual director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, informó que en estos momentos el caudal mínimo afecta a todo el país, pero es más agresivo en la región Sur completa, la línea Noroeste, la región Este y parte del Cibao.


“La sequía se ha prolongado por más de 16 semanas por encima de la media. Eso ha provocado que todos los embalses en este momento estén por debajo de su cota mínima”, agregó.