Degollados


Los cuerpos de tres mujeres y de un niño de unos seis años de la misma familia, todos con cortes en el cuello, fueron hallados hoy en una vivienda de Porto Alegre, la capital del sureño estado brasileño de Río Grande do Sul, informaron fuentes oficiales.


Los cuerpos fueron encontrados hacia las 06.20 hora local (09.10 GMT) por los bomberos, que fueron llamados para controlar un principio de incendio en la vivienda ubicada en Restringa, barrio en la zona sur de la mayor ciudad del sur de Brasil, según la Policía.


De acuerdo con los investigadores, los cuerpos fueron hallados en diferentes habitaciones de la vivienda y lo más probable es que hayan sido degollados, aunque la causa de la muerte tan sólo podrá ser confirmada después de las respectivas autopsias.


La Policía informó igualmente que al interior de la vivienda había señales de lucha personal.


Los vecinos dijeron haber escuchados gritos en la madrugada y reconocieron que poco conocían a los ocupantes de la vivienda debido a que tan sólo vivían en la residencia hacía unos dos meses.


Por las declaraciones de los vecinos, los primeros en instalarse en la casa fueron una mujer aún no identificada con una sobrina, a las que se juntó algunas semanas después la madre de la primera, que era responsable por un nieto de unos seis años.


De acuerdo con la Policía, el autor del múltiple homicidio al parecer intentó incendiar la residencia antes de huir.