Desequilibrio


A pesar de ser una disposición legal establecida en la Constitución de la República, la nueva redistribución de los diputados impone un desequilibrio, ya que concentrará la mayoría de los peldaños en el Gran Santo Domingo.


La provincia de Santo Domingo pasó de 36 a 44 cargos, los que sumados a los 18 del Distrito Nacional hacen un total de 62, para un 35% de los puestos, por encima de las demás provincias del país.


Esos números indican que el total de los cargos de 23 provincias, suman el 35% de los puestos que va a poseer la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional.


La distribución se hizo acorde a una resolución de la Junta Central Electoral y en virtud del artículo 81 de la Constitución de la República, que ordena que los 178 diputados (as) del nivel territorial sean distribuidos de conformidad con la densidad poblacional sin que en ningún caso sean menos de dos escaños por provincia. En la división se tomó en cuenta la población existente de 9,445,281 habitantes y se usó un factor denominador poblacional de 53,063 habitantes.


A raíz de ello, sufrieron cambios en la repartición, las provincias María Trinidad Sánchez, que de 3 diputados en el 2010, pasa a tener 2; Monte Plata, de 4 tendrá 3; Barahona, de 4 a 3; Espaillat, de 5 a 4; San Juan, de 5 a 4; Duarte, de 6 a 5; San Pedro de Macorís, de 6 escaños pasa a 5; La Vega, de 8 a 7 y San Cristóbal, de 11 puestos a 10. Las provincias beneficiadas con la redistribución son La Altagracia, que de 4 diputados ahora tendrá 5, y Santo Domingo, que aumenta su cuota de 36 a 44. Estos cambios están relacionados con el incremento poblacional de las provincias receptoras y la disminución de las afectadas.


Retuvieron su cuota Monte Cristi (2); Sánchez Ramírez, Valverde, Monseñor Nouel y Peravia con (3) cada una; Azua y La Romana con (4); Puerto Plata (6); el Distrito Nacional y Santiago con (18) cada cual. Se le otorgaron 2 peldaños a Pedernales, Independencia, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Dajabón, Hato Mayor, El Seibo, Hermanas Mirabal, Baoruco y Samaná.