Dominguez Brito


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDR-RD) y el Comité de Familiares de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Desaparecidos Forzados, pidieron este lunes al procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, ordenar una investigación exhaustiva de más de 30 mil casos de personas desaparecidas forzadas en el país.


Manuel María Mercedes, presidente de la CNDR-RD, recordó que desde la dictadura de Trujillo hasta la fecha han sido desaparecidas más 30 mil personas, sin que los familiares de las víctimas sepan donde están enterrados estos.


Mercedes, hablando como vocero, indicó que Alfonso Santana, que es un empleado de la Procuraduría, y que en la provincia de Barahona todo el mundo sabe cómo se desapareció, menos el Ministerio Público ni la Policía Nacional.


Entiende que la desaparición forzada constituye letra muertes para las autoridades y que constituye una tortura para los familiares de la víctima.


Explicó que la desaparición forzada de personas es considera de lesa humanidad por los organismos internacionales defensa y protección de derechos humanos, es por tanto, imprescindible y que son crímenes que deben ser resuelto, porque los familiares tienen derechos de saber dónde están sus familiares.


En ese sentido, pidió al Procurador reunirse cuanto antes con los familiares de los desaparecidos para recibir sus inquietudes y escuchar su situación y explicarles sobre los avances de las investigaciones.


La solicitud está contenida en una carta remitida al jefe del Ministerio Pública, y que les fue entregada en el día de hoy.


Insta al Congreso. Por otro lado, emplazó al Congreso Nacional, a través de una carta dirigida a la presidenta del Senado, Cristina Lizardo, introducir y ratificar los tratados de la Convención para la Protección de todas las Personas Desaparecidas Forzadas y de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas.