Papa


El papa Francisco pidió el domingo colaboración para frenar los crímenes contra los migrantes, como los 71 que murieron en un camión de traficantes en la carretera principal que une Viena con Budapest.


El pontífice invitó a los fieles en la Plaza de San Pedro en Roma a orar en silencio junto con él por los migrantes que mueren “en sus viajes terribles”.


También oró para que Dios “nos ayude a cooperar de manera efectiva para impedir esos crímenes que ofenden a toda la familia humana”. Francisco notó que el cardenal de Viena estaba presente en la plaza.


Cuatro hombres son investigados en Hungría por ese caso.


El papa imploró a la comunidad internacional a “hacer algo para poner fin a la violencia y abusos de poder” como los que impulsan a esos migrantes, como los cristianos en Irak, Nigeria y otros sitios, a huir en busca de protección.