Ministro


La migración de docentes desde el sector privado al público es notable. Es una realidad innegable, comenta el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret. ¿Las razones? Solo una, en esencia: el incremento salarial a los maestros con la tanda extendida.


Amarante Baret cita los RD$39,909 de salario devengado por los maestros de básica durante 2015 y los 46,028 de los de media para justificar su idea. Y claro, los compara con el salario de RD$26,259 y los RD$29,930 que esos mismos docentes devengaban en 2012.


“No es un salario de hambre”, dice Amarante Baret. “Los docentes sí están viniendo en masa y eso es un problema, porque podemos pagar mejores salarios en el Estado”, comentó el ministro en su visita al Desayuno del LISTÍN, acompañado de parte de su equipo de trabajo en la institución.


El número de nuevos docentes en el sector público es de 15,260 entre el 2013 y 2015, en estadísticas del ministerio de Educación.


Carlos Amarante Baret cree que también hay otros factores que coadyuvan para atraer a los nuevos docentes: la inversión programada para la formación de docentes, es una de ellas.


Los datos con las que trabajan señalan que se han otorgado 131,960 becas a 87,418 docentes, técnicos, directores, coordinadores y orientadores. También muestran a 1,231 directores de centros educativos que se han formado en la escuela de directores.


En total, la inversión programada para la formación docente pasó en 2012 de RD$1,383,432,220 hasta RD$2,203,598,540 en 2014, un aumento económico que representa cerca de un 59 por ciento.


“Se incrementa anualmente el salario y los incentivos de los docentes. Del 2002 al 2015, el incremento porcentual del salario del docente de Básica fue de 52% y el de Media de 9.39%”, señala el ministerio de Educación en un resumen de sus principales logros entre agosto de 2012 hasta el 21 de julio de 2015.


El funcionario advierte que la transformación educativa en la que trabajan, en términos de cobertura, no tiene como interés estimular una migración de estudiantes desde el sector privado, de la misma manera en la que ha ocurrido con los docentes.


Hace unos meses el ministerio llamó a concurso de oposición a profesionales interesados en la docencia escolar, y evaluó a 36,884 solicitantes para esos fines. Al final aprobaron los exámenes de la institución unas 11,479, que se convertirán en el futuro inmediato en los nuevos profesores de las escuelas dominicanas.