capoEDACCIÓN INTERNACIONAL.– “La fuga de El Chapo Guzmán estuvo aceitada desde las instituciones del Estado”, escribe la revista ‘Proceso’. Después de estudiar el expediente relacionado con la huida del narcotraficante más poderoso del mundo, la revista reveló que la información oficial que dio el Gobierno sobre la fuga “no cuenta la historia completa”.


Entre las irregularidades que acompañaron la fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, y que son, según ‘Proceso’, una “cadena de omisiones o de plano complicidades” por parte de las autoridades, destacan:


1. El ruido excesivo de un taladro


Según el testimonio del narcotraficante Teodoro García Simental, recluido en el mismo módulo de la cárcel de El Altiplano de la que se fugó El Chapo, unos 15 días antes de la huida se podía escuchar en el módulo un ruido excesivo, “como que estaban taladrando o perforando cemento”. Además, en el video de la cámara que vigilaba a El Chapo se oye por lo menos desde las 20:45 (Guzmán se escapó a las 20:52) el sonido de golpes de metal contra el cemento mientras el narco se ve acostado en su cama o dando vueltas por la celda.


2. La lenta reacción de las autoridades del centro penitenciario


El código rojo se emitió a las 21:35, 43 minutos después de que El Chapo dejara de ser visto en la cámara de vigilancia. El Ejército acordonó las zonas aledañas a la cárcel a las 22:04, lo que en su conjunto permitió que el narcotraficante dispusiera de 72 minutos para huir y esconderse.


3. El Gobierno tenía información sobre la posible fuga de El Chapo


El Centro de Investigación y Seguridad Nacional de México disponía desde comienzos de 2015 de información según la cual el entorno de El Chapo estaba intentando conseguir los planos de la prisión de El Altiplano. Además, los agentes de la entidad asignados al penal informaron sobre las actividades atípicas que se producían en la cárcel.


Fuente:RT