Dannt


Brania Peguero reside en el barrio Puerto Rico de Santo Domingo Este y apurada por llenar algunos botellones de agua, abriga la esperanza de que la tormenta Danny traiga suficientes lluvias como para paliar la situación que ha padecido ante la escasez del líquido. Hace más de un mes que a su sector no llegaba el agua.


Sin embargo, los pronósticos acerca de las lluvias que pudiera provocar el fenómeno atmosférico son desalentadores, de acuerdo con el análisis de la directora de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), Gloria Ceballos.


“Danny no es una tormenta que vaya a tener acumulados de lluvia significativos”, vaticina Ceballos, conforme a los cálculos actuales de seguimiento al fenómeno.


De acuerdo con la directora de la ONAMET, las lluvias que pudieran registrarse a partir del próximo miércoles no serían los suficientemente abundantes como para llenar los embalses de las presas o amortiguar los caudales de los ríos.


Esto quiere decir -según Ceballos- que Danny no tiene acumulados de lluvias que superen los cien milímetros cúbicos.