Hiroshima


La Comisión Europea (CE) recordó hoy la necesidad de seguir trabajando por el desarme y la no proliferación de armas nucleares en el 70 aniversario de los bombardeos atómicos estadounidenses a Hiroshima y Nagasaki durante la II Guerra Mundial.


“El 70 aniversario de las tragedias en Japón representan una nueva llamada al mundo entero a que siga persiguiendo la no proliferación de armas de destrucción masiva de forma efectiva”, indicó la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini.


En un comunicado, Mogherini añadió que hay que “perseguir la implementación y universalización de las normas de desarme y de no proliferación ya existentes, universalizar y reforzar las actuales prohibiciones y la moratoria sobre las explosiones nucleares, y luchar por un mundo en paz, estable y próspero”.


La jefa de la diplomacia europea subrayó las acciones que se están llevando a cabo para alcanzar estos objetivos “a través del reciente acuerdo con Irán o trabajando con nuestros socios en el Foro Regional de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN)”.


Esta misma semana, la UE mantendrá una reunión en Kuala Lumpur con la ASEAN para presionar a Corea de Norte a que abandone su programa de proliferación nuclear.


Asimismo, Mogherini insistió en la responsabilidad colectiva de “garantizar que las víctimas de Hiroshima y Nagasaki sean las últimas (víctimas) de bombardeos atómicos”.


Las bombas atómicas lanzadas por EEUU sobre Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, y sobre Nagasaki, el día 9, causaron más de 200.000 muertos y precedieron a la rendición de Japón al término de la II Guerra Mundial.