Calor-Agua


El presidente de la Fundación Nacional de Cardiología y Asistencia Médica, (FUNDACAM), doctor Tirso Roa Castillo, llamó a la población a tomar tomas las medidas preventivas necesarias, para evitar consecuencias funestas ante la ola de calor que sacude al país.


Afirmó que por la naturaleza de la fuerte sequía y las altas temperaturas toda la población está expuesta a cualquier evento, pero los más vulnerables son los hipertensos y pacientes con enfermedades catastróficas, los cuales no deben descuidar sus medicamentos, y los chequeos de rigor, ante cualquier evento que se presente.


Al encabezar junto a los demás miembros de FUNDACAM, una jornada médica de tres días en el municipio de Constanza, en la que recibieron asistencia unas 3,800 personas, en las áreas de cardiología, odontología, medicina general, ginecología, así como realización de glicemia, y entrega de medicamentos gratuitos, el destacado galeno afirmó que los casos más comunes que presentan los pacientes ante la ola de calor son; deshidratación, sofocamiento y cansancio, por lo que hay que tomar las medidas necesarias.


“Como Fundación Nacional de Cardiología, llamamos a la población a tomar mucha agua, usar ropa ligera y aquellos pacientes que ya han sido diagnosticado como hipertensos a no descuidar sus medicamentos, y aquellos que nunca se han chequeado le pedimos que acudan a un cardiólogo, porque la mejor forma de saber cómo anda su corazón, es visitando al cardiólogo’’, aseguró Roa Castillo.


Dijo que además de la presión es muy importante que la población tome en cuenta los demás factores de riesgos como son, el sobrepeso, el colesterol, los triglicéridos y demás grasas en la sangre para poder garantizar una buena salud.


Indicó que decidió volver a Constanza a fortalecer la prevención, ya que en la primera jornada realizada el 80% de los habitantes de ese municipio presentó problema de hipertensión, mientras que el 20 restante tuvo algún de riesgo negativo, y cuando se dan situaciones de esa naturaleza los pacientes necesitan de un seguimiento permanente, porque de no hacerlo los riesgos son muy elevados.


Insistió en que uno de los grandes problemas de los residentes en Constanza es que casi no sudan, debido a sus bajas temperaturas, y al no hacerlo consumen poco agua, porque para nadie es un secreto que las condiciones climáticas de este lugar son muy diferente a los demás puntos del país.