helicoptero


Una joven murió decapitada por las hélices de un helicóptero del Ejército peruano, cuando intentó acercarse a la aeronave para entregarle una carta al presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, informa el diario ‘El Comercio’.


El suceso ocurrió en el departamento de Tumbes, norte del país, a donde Cateriano en compañía de otros ministros y autoridades llegó a bordo del helicóptero.


La joven, que llevaba una solicitud de liberación de un familiar suyo que está preso, se aproximó a la aeronave sin medir el peligro cuando esta acababa de aterrizar y las hélices aún no se habían detenido.