Expresidente


El expresidente Leonel Fernández dijo este lunes que la economía global, más que caminar hacia una plena recuperación de la recesión global, parece estarse desplazándose a una nueva etapa de enormes retos y grandes desafíos.


Recordó que recientemente la bolsa de valores de Nueva York fue estremecida con una caída de 1,000 puntos en el índice industrial Dow Jones, antes de que pudiera reaccionar y terminar en baja con 586 puntos.


Dijo que aunque en los días sucesivos se produjo un cierto repunte, la volatilidad en el valor de las acciones de las empresas que cotizan en bolsa continúa, la ansiedad entre los inversionistas crece y la incertidumbre se apodera de los mercados.


Fernández en su “Observatorio Global” dijo que como resultado de ese desplome en el valor de las acciones empresariales, los mercados de valores de los Estados Unidos sufrieron pérdidas por más de dos trillones de dólares, equivalente al 10 por ciento de su totalidad.


Expresó que para que pueda apreciarse en toda su magnitud lo que significan esas pérdidas, cabe señalar que las mismas representan el valor de mercado combinado de las principales empresas del mundo, de la categoría de Apple, Google, Facebook, Exxon Mobil y Wal Mart.


Sostuvo que ese desplome de las bolsas estadounidenses vino como consecuencia, a su vez, del hundimiento de las bolsas de valores de Shanghai y de Shenzen, en China, en lo que se ha denominado como el “lunes negro” de los mercados bursátiles del gigante asiático.


Agregó que desde noviembre del 2014 hasta junio de este año, los mercados de valores en China habían tenido un alza del 100 por ciento. Resultaba tan atractivo el negocio, que 90 millones de chinos invierten en las bolsas de valores de su país, aunque no tengan ninguna preparación o formación académica acerca de cómo funcionan los mercados de valores.


El exgobernante añadió que “pero, de repente, la burbuja especulativa financiera explotó, el pánico se esparció por los mercados, y más de la mitad de las 2,800 empresas que cotizan en bolsa procedieron al retiro de sus capitales”.


“Para China, eso significó pérdidas por más de tres trillones de dólares, o el 30 por ciento de la totalidad de su valor de mercado, que alcanza la cifra de 10 trillones de dólares. Esas pérdidas representan más que la totalidad del valor del mercado bursátil de Francia y aproximadamente el 60 por ciento del mercado japonés”, indicó.


El exmandatario afirmó “el que en tan sólo tres semanas, las dos principales economías del mundo, Estados Unidos y China, hayan visto evaporarse más de cinco trillones de dólares de sus mercados de capitales, induce a preguntar: ¿Hacia dónde va la economía mundial? ¿Va hacia una recuperación o, por el contrario, hacia una nueva y más profunda recesión global?”.