Estudiante


No todo está perdido en una sociedad como la dominicana, que a veces parece derrotada en valores humanos.


Por eso ha impactado positivamente la compasión y solidaridad de Luis Carlos Jiménez Hernández, un joven estudiante de medicina que protegió y cuidó, a riesgo incluso de ser atropellado, de la adolescente embarazada que se lanzó al vacío en el paso a desnivel de la Avenida 27 de Febrero con Máximo Gómez, resultando en grave estado de salud.


Ha sido casi viral en las redes sociales el vídeo donde Jiménez Hernández aparece cuidando de la adolescente Estefany María Báez para que no fuera atropellada por los vehículos que transitaban la vía al momento de la infausta decisión de la menor.


En las imágenes se observa la forma de cómo el futuro médico coloca su vehículo a un modo de bloquear el tráfico hacia donde yacía la muchacha, salvándola probablemente de una muerte segura.


Mientras trataba de brindarle los primeros auxilios, Jiménez Hernández, no solamente se ocupó de llamar personalmente al Servicio de Emergencias 911, sino que esperó su llegada y asistió a la unidad de socorro hasta introducir a la herida a la ambulancia.


Es un acto heroico el de este chico, que además de una actitud valiente frente a un inminente peligro exponiéndose en la vía, exhibe dotes de un ser humano compasivo, bueno, y que sí le importa la suerte de los demás, cosas que se han ido perdiendo en la esencia del dominicano.


¡Qué bueno que Luis Carlos Jiménez Hernández nos recuerda que no todo está perdido!


Estefany recibe asistencia


Los últimos informes de que dispone El Nuevo Diario indican que la adolescente, ingresada inicialmente en la Clínica La Altagracia, fue trasladada al Hospital Ney Arias Lora, para ser sometida a nuevas cirugías luego de que logren estabilizarla.


De igual manera, se dijo que adolescente Estefany María Báez recibirá asistencia sicológica, conjuntamente con su familia.


La joven, que se encuentra en el área de cuidados intensivos del refiero hospital, sufrió desprendimiento de útero y fue intervenida quirúrgicamente.


No podrá tener hijos. Tiene fracturas pélvicas y lesiones en el hígado. Su estado es estable, pero de cuidado.


Escena en la que Luis Carlos Jiménez Hernández auxilia y protege a la adolescente embarazada que yace en el pavimento.