DNCD


El presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) abogó ayer por la modificación de las leyes 50-88, de Drogas y Sustancias controladas y la 72-02, sobre Lavado de Activos, a fin de que se establezcan protocolos estandarizados entre las partes, que ayuden a que el país salga más beneficiado de los tratados de extradición.


En ese sentido, el mayor general Julio César Souffront explicó que actualmente, producto de los acuerdos arribados con las autoridades de los países requirentes, especialmente de los Estados Unidos, confesos narcotraficantes y acusados por lavado de activos obtienen penas benignas, y a su regreso al país pueden disfrutar de los bienes incautados sin ser juzgados. Ejemplo de ello son Quirino Ernesto Paulino y Yubel Enrique Méndez Méndez (Oreganito).


En estos casos, Souffront propone que se imponga la cooperación internacional y se establezcan protocolos estandarizados con la participación de las autoridades norteamericanas, el Ministerio Público y la DNCD, y que al mismo tiempo, se le exija al país requirente la retroalimentación del proceso en territorio dominicano, de modo que los capos puedan ser judicializados en el país tras cumplir pena en el extranjero.


Dijo que otro aspecto a modificar en la Ley de Drogas es lo relativo a la tipificación del delito conforme al peso de la droga incautada.


De igual modo, el funcionario antidrogas abogó porque el Ministerio Público sea más cuidadoso con los acuerdos que arriba con los narcotraficantes, ya que con sus sentencias muchos jueces envían un mensaje distorsionado a la sociedad.