Seguridad Social


El Gobierno tiene en marcha un plan para la desaparición de la Aseguradora de Riesgos de Salud de la Policía Nacional (ARS-PN) y su Sistema Integral de Seguridad Social, con lo que perjudicaría de forma directa las condiciones de vida de unas 350,000 personas: 29,944 agentes activos y 20,000 pensionados y jubilados, así como sus padres, cónyuges e hijos.


La denuncia fue hecha en elCaribe por el Instituto de Generales Retirados de la Policía Nacional (Igrepol), que afirmó que el seguro policial está siendo desmantelado por el Senasa y la ARS-PN, “cumpliendo órdenes del presidente Danilo Medina, que lo anunció en el acto de rendición de cuentas del pasado 27 de febrero de 2014”.


Sin embargo, la directiva del Igrepol cree que la decisión el presidente Medina “está cargada de buenas intenciones”, pero que el mandatario no ha sido bien informado en cuanto a lo legal, comunicaciones y relación costo-beneficio frente a los policías y su Sistema Integral de Seguridad Social, compuesto por el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), la ARS-PN y el Comité de Retiro de la Policía Nacional (Corepol).


El abogado Guarionex Agüero Encarnación, general de brigada retirado de la Policía y quien preside el Igrepol, dijo que ante esa situación, la jefatura de la Policía Nacional simplemente obedece sin cuestionar el hecho de que serían grandemente perjudicados en momento en que se habla de elevar los niveles de vida de los agentes del orden en el marco de hacer más efectiva la lucha contra el crimen y enfrentar la inseguridad ciudadana.


Agüero Encarnación conversó con elCaribe durante una visita realizada al director de este diario, Osvaldo Santana, acompañado de una comitiva integrada por los generales de brigadas retirados Juan Antonio Mejía Ruiz, vicepresidente; Fernando Cabrera Cabrera, secretario, y los vocales Luis José Sánchez, Ulises Montilla Chevalier y la doctora Juana Camilo.