Danilo


Aunque se refirió a varios, el tema central del discurso del presidente Danilo Medina, hoy candidato presidencial oficial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), fue su llamado a la militancia peledeísta a trabajar sin odio.


Fue en lo que hizo más énfasis y hasta lo repitió en varias partes de su alocución de unos 10 minutos ayer, luego de que fue juramentado como candidato por el presidente de ese partido, Leonel Fernández.


“Hay que trabajar por las tres boletas electorales, y háganlo sin odio, sin rencores. Acérquense a la gente con humildad, sin arrogancia, acérquense sin prepotencia, que el que tiene la verdad no tiene que agredir ni tiene que odiar”, expuso el mandatario en un discurso que, al parecer procura la unidad de una organización en discordia.


También les exhortó a no dejar que los intereses particulares de “unas cuentas decenas de militantes del PLD, le quiten al pueblo dominicano la posibilidad de superar la pobreza, la desigualdad y la marginalidad”.


Sus palabras iban motivando los aplausos de la gran mayoría de los presentes en la Asamblea de Delegados que se desarrolló a puertas cerradas en el pabellón de voleibol del Centro Olímpico y al que, se calcula, asistió el 75% de los 2,919 delegados, conformados por los integrantes del Comité Político, Comité Central, seccionales del interior y exterior, y presidentes de distritos municipales y provinciales.


La gran mayoría lucía entusiasta a las palabras de Medina, aunque no tanto en el presidente de partido, que en ocasiones se le vía un rostro serio para la ocasión, sobre todo, cuando el mandatario se refería a la necesidad de dejar los odios.


Medina recordó que el odio y las agresiones son típico de los débiles.


“Sólo los débiles tienen que odiar y agredir para poder avanzar, el que se ha ganado el corazón de la gente, el corazón del pueblo, no tiene porqué, odiar ni agredir”.


Luego, reiteró su llamado a respaldar a los compañeros sin condiciones, y le prometió a los que tuvieron que declinar sus aspiraciones a cargos congresuales, que serán premiados y que Dios les recompensará su acto de nobleza y humildad.


Dijo que los que no han sido premiados en este proceso, pueden esperar, y que el partido se los va a reconocer, y que cuenten con su palabra. También los convidó a olvidar las cosas del pasado, pues ya se ha tenido tiempo para eso, y ahora, el tiempo es de unidad para ganar.


Durante la asamblea, que contó con una delegación de la Junta Central Electoral, encabezada por Juan Bautista Tavárez, Director Nacional de Inspectoría, se tratarían temas relativos a las alianzas del PLD y la reserva de las candidaturas, sin embargo, la prensa no tuvo acceso hasta el momento final de la juramentación y proclama de Danilo. El encargado de Prensa del partido, Héctor Olivo, prometió dar los detalles más adelante.


La Comisión Electoral del PLD, que preside Lidio Cadet, entregó un certificado al mandatario por la nominación. Antes, le juró a Fernández “por el PLD y por su honor, realizar todos sus esfuerzos, encausar todas sus energías para que en el torneo electoral del 2016, el PLD pueda coronarse una vez más, con un triunfo electoral en favor del pueblo dominicano”.


Mientras, en las afueras del Centro Olímpico, y desde tempranas horas de la mañana, (el acto estaba convocado a las 10:00 a.m.) una multitud de simpatizantes del PLD y de sus fuerzas aliadas, cantó las consignas reeleccionistas, bailó y se deleitó con la animación que incluyó tarimas en las distintas entradas al recinto.