Danilo


El presidente Danilo Medina proclamó que no es posible tener un país productivo en medio de carencias y llamó a enfrentar la desigualdad que existe entre los sectores que generan riquezas y las clases más bajas de la población.


“Quienes generan el 77% del Producto Interno Bruto apenas generan el 20% de los empleos, el segmento medio que genera el 22.5% de la riqueza nacional de cada país genera el 30% de los empleos y el segmento bajo que produce el 10.6% de la riqueza nacional general el 50% de los empleos; como ven, entre la mediana, la pequeña empresa y la informalidad tienen la responsabilidad de crear el 80% de los empleos”, sostuvo el jefe de Estado, al encabeza el lanzamiento de la Iniciativa por la Productividad y la Competitividad Nacional, un nuevo espacio para unir los esfuerzos de los ámbitos público y privado en interés de mejorar la competitividad y la productividad en el país.


Medina consideró que el Gobierno y los sectores productivos del país tienen que trabajar en la dirección de corregir esa desigualdad, ya que entiende que no puede haber productividad si la mayoría de los empleos son de ingresos bajos.


El origen de la iniciativa partió de un grupo de 35 líderes empresariales y sociales que, el pasado mes de diciembre, habían propuesto crear un espacio para fomentar la competitividad dominicana. Una dinámica de cooperación público-privada que tiene precedentes en proyectos como la Ciudad Juan Bosch, el Plan de Desarrollo de Pedernales, la mesa contra el contrabando y el comercio ilícito, entre otros.


El presidente Medina se dirigió a los asistentes declarando que comparte con ellos la convicción de que lo que el país más necesita es “una visión de cómo aprovechar su potencial en el largo plazo e insertarnos, sin miedo y de forma competitiva, en la economía global”.


Medina explicó que esta iniciativa no buscaba mejorar las condiciones de un sector económico concreto, sino que su objetivo es mejorar permanentemente el conjunto del sistema productivo.


“Porque debemos empezar a hablar de competitividad-país. No podemos aspirar seriamente a tener solo un par de industrias convenientemente desarrolladas, como islas en medio de un mar de atraso social, educativo y productivo. Ha llegado el momento de superar un modelo obsoleto. Mediante el cual intentábamos competir en el terreno global solo con bajos salarios y bajos impuestos.”


“Ha llegado el momento de apostar por un nuevo modelo que reconozca que valemos para más. ¡Valemos para mucho más! Debemos apostar por la República Dominicana. Apostar a que si somos capaces de crear productos y servicios de calidad mundial, de forma competitiva y mediante empleos dignos.


Necesitamos una economía productiva y competitiva que haga económicamente sostenible un estado de bienestar. Y necesitamos un estado de bienestar que haga socialmente sostenible esa economía productiva”, afirmó el Presidente.
Igualmente, anunció que en los próximos días se estará constituyendo una iniciativa similar para identificar y proponer las principales acciones y reformas que mejoren el clima de negocios de las Pymes.