Conoce-el-caso-de-la-niña-que-fue-madre-a-los-cinco-añosMedina Vásquez de 82 años, nació en Huacavelica, Perú en 1933 y es considerada la madre más joven de la historia. La niña dio a luz mediante una cesárea.


Según reseñó el portal digital La Voz del Muro, Vásquez, con tan solo 5 años de edad dio a luz a su primer hijo en 1938, quien nació bajo cuidados médicos y con buena salud.


Tiburcio Medina, padre de la niña, notó que la barriga de su hija crecía rápidamente, y decidió llevarla a chamanes, ya que pensaba que se trataba de una brujería.


Los chamanes pensaron que se trataba de un tumor. Lina fue trasladada a Lima, Perú, con el Dr. Gerardo Lozada quien aseguró que la niña estaba en estado.


Tras examinarla, el Dr. Gerardo Lozada decidió que lo mejor era derivar su caso a Lima, capital peruana, donde por fin los especialistas que la atendieron les dieron un diagnóstico firme. Lina estaba embarazada. Un mes después, y para ser más exactos el 14 de mayo de 1939, Lina dio a luz a un niño mediante cesárea, realizada por el Dr. Lozada, el Dr. Colareta y el Dr. Bussalleu.


Le pusieron el nombre del doctor que había atendido a Lina, Gerardo. El niño en cuestión pesó 2 kilos y 700 gramos, y se encontraba perfectamente. Este fue criado pensando que era el décimo hijo de sus abuelos, pero a la edad de 10 años se enteró de que su verdadera madre era Lina y no su hermana. Gerardo tuvo una vida normal y saludable hasta los 40 años, edad en la que murió a consecuencia de una enfermedad en la médula ósea.


Este acontecimiento fue muy conocido en la época, incluso se les hizo ofertas para que los abuelos del niño llevaran a Lina y a su hijo Gerardo a la Feria Mundial de Nueva York, con todos los gastos pagados, para ser exhibidos como fenómeno.


Rechazaron esta oferta pero aceptaron otra mucho más productiva, en la que un empresario estadounidense les ofrecía 5.000 dólares, a cambio de que madre e hijo fuesen investigados por científicos norteamericanos. Este trato incluía un fondo que garantizaría el bienestar de la familia de por vida, pero el gobierno peruano se negó a darles vía libre, alegando que Lina y su hijo estaban en “peligro moral”.


Las investigaciones médicas diagnosticaron que Lina comenzó a menstruar cuando tenía dos años y ocho meses. Se presume que su hijo fue concebido cuando ella tenía cuatro años y ocho meses, pero aún a día de hoy, no se sabe cómo tuvo lugar.


Tiburcio, el padre de la niña, estuvo preso durante varios días bajo sospecha de violación, pero se le dejó en libertad al no poder demostrar que hubiera sido el responsable. Con el tiempo, las sospechas recayeron sobre uno de sus ocho hermanos, que tenía discapacidad intelectual, archivándose el caso.


En Perú, Lina fue considerada como una especie de Virgen María, pues se decía que concibió a su hijo sin el “pecado original”, por lo que los pobladores tenía fe ciega en que Gerardo era hijo del dios Sol. A los 33 años Lina se casó con Ricardo Jurado. Fruto de este matrimonio, nació su segundo hijo. Actualmente Lina reside en un pueblo llamado Chicago Chico, cerca de Lima.


No fue hasta el año 2002, cuando el ginecólogo José Sandoval escribió acerca de su historia, hecho que aceleraría los trámites para que Lina recibiera una pensión vitalicia.



Fuente: NCDN.