Condena


La Cámara Penal del Tribunal Colegiado de esta ciudad, condenó un hombre a 30 años de prisión luego de ser encontrado culpable de envenenar con pesticida a una niña de 10 años, hija de su expareja, por problemas pasionales.


La pena le fue impuesta Elvin Soto Durán, alias Francis, luego que el tribunal acogiera una solicitud que en ese sentido le hiciera el Ministerio Público. El hecho ocurrió el año pasado en el municipio de Paraíso.


De acuerdo al Ministerio Público, se comprobó mediante la autopsia que la menor habría fallecido de un edema pulmonar tras la ingesta de un pesticida que le dio Francis.


El procurador fiscal, Ariel Gómez Rubio detalló que según denuncias el 22 de septiembre del año 2014, Soto Durán (Francis) había tenido problemas pasionales con Yajaira su expareja y madre de la menor, por lo que decidió preparar un brebaje con pesticida y se lo dio a tomar a la niña, provocándole la muerte.