Boko Haram


Al menos ocho personas han muerto después de que una terrorista suicida se inmolara en el mercado de Gamboru en la ciudad de Maiduguri, una de las más importantes del noreste de Nigeria, según fuentes sanitarias y testigos.


La terrorista suicida se hizo pasar por una vendedora de fruta antes de detonar el artefacto explosivo, sobre las 6.30 horas locales (5.30 horas GMT).


“He contado ocho cuerpos, que se llevaron los agentes de seguridad y empleados sanitarios“, dijo a Efe Audu Sule, uno de los vecinos de la zona donde se registró el atentado, en el que se han producido numerosos heridos.


“Algunos de los heridos perdieron sus extremidades. Ha sido horrible”, añadió.


Al parecer, la terrorista llegó en un “tuk-tuk” o triciclo motorizado -una de las formas más populares y baratas de transporte- y se hizo pasar por una vendedora del mercado.


“En cuanto paró el triciclo, se escuchó una gran explosión. Lo sentí desde mi tienda, que está a tres edificios de distancia, y corrí hacia allí”, relató Sule.


“Escuchamos la explosión sobre las 6.30 y, poco después, vimos a gente corriendo procedente del mercado y gritando que era una bomba“, dijo Maryam Abu, una funcionaria empleada en la zona del atentado, al diario Premium Times.


El atentado no ha sido reivindicado todavía, pero todo apunta a que se trata de un nuevo ataque de Boko Haram, que ha atentado con frecuencia en la capital del volátil Estado de Borno.


Maiduguri será, además, la próxima sede del centro de mando de las operaciones anti-insurgencia contra Boko Haram.


Desde febrero pasado, una fuerza multinacional combate al grupo terrorista en el noreste de Nigeria y las zonas fronterizas con Chad, Camerún y Níger, una ofensiva que durante meses logró importantes avances contra el grupo islamista, pero que ahora parece estancada por la mayor movilidad de los milicianos.