Secuestro


La ola de atracos y robos que afecta al país, pone en evidencia que la delincuencia es dueña de las calles de las ciudades y la incapacidad del gobierno para garantizar la seguridad ciudadana.


La aseveración es de Fulgencio Severino, candidato presidencial del Movimiento Patria para Todos ( MPT), quien aseveró que hay un descuido total de la autoridad y del gobierno para asegurar que la población camine segura por las avenidas y calles del país.


A nosotros nos llegan -agregó- informaciones diarias de actos delictivos que afectan a hogares, negocios y personas humildes sin que las autoridades les presten la debida atención.


Severino reveló que un caso muy especial que muestra el desinterés de las autoridades lo constituye el atraco, robo y secuestro de que fue víctima nuestro vicepresidente, licenciado Héctor Sánchez.


Hace dos días mientras abordaba el Metro en la estación Peña Batlle, en la avenida Máximo Gómez fue atracado por tres personas que lo condujeron hasta el kilómetro 22 de la autopista Duarte y llevado a unos matorrales donde lo despojaron de dinero, celulares y prendas de vestir.


Severino manifestó que lo más desgarrante de este hecho es que cuando logra salir a la autopista a dos patrullas motorizadas de la Policía Nacional que circulaban por el lugar le informó lo sucedido y esto se limitaron a decirle que cruzara la autopista con cuidado y que de seguro los delincuentes se habían retirado y que además ellos no pertenecían a la zona.


Explicó que cuando Héctor Sánchez, quien salvó su vida milagrosamente, llegó al destacamento policial del kilómetro 9 de la Autopista Duarte, allí se negaron a aceptarle la querella alegando que no le correspondía asentarla allí.


“El Presidente de la República y sus funcionarios deben dejar para el próximo año los afanes reeleccionistas con su candidatura y dedicarse a gobernar y prestarle atención a los problemas que afectan a la población, como es la delincuencia”, manifestó.


Un gobernante que no puede garantizar que sus ciudadanos desarrollen sus actividades con seguridad no merece seguir gobernando. Y la situación de la inseguridad está desesperando la población.


Dijo que no se puede permitir que los agentes de la Policía Nacional sean usados para en actividades que no tienen que ver con la lucha contra la delincuencia.


En ese sentido, reclamó que todos los agentes de la Policía Nacional y miembros de las Fuerzas Armadas asignados como guardaespaldas a funcionarios, civiles influyentes y en empresas privadas sean llamadas a sus respectivos cuarteles para que luchen contra la delincuencia y criminalidad.