RD


El director de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, José Manuel Mateo dijo este domingo que el país dispone de un plan estratégico hasta el 2020 con acciones para proteger la biodiversidad, revertir la pérdida biológica y resguardar las áreas protegidas.


Expresó que debido a los incendios forestales, la tumba y quema para el conuquismo, la eliminación de manglares, el rellenado de humedales, la contaminación de ríos y otras acciones del ser humano que ponen el peligro diferentes especies, están trabajando con la gente para que tome conciencia de los daños que provoca y realice acciones para mitigarlos.


“La conservación es una tarea de todos porque los recursos naturales y la biodiversidad proveen servicios ambientales que benefician a todos. Por ejemplo, los humedales están relacionados con el agua”, expresó durante una entrevista en el programa Cuidando el Huerto.


Mateo en una nota enviada a END, indicó que el sistema nacional de áreas protegidas está integrado por 123 espacios bajo esa categoría, que representan el 25% del territorio nacional, y que en su cuidado el Estado está involucrando a la sociedad civil.


Dijo que una modalidad que utilizan es el co-manejo, un mecanismo en el que el Estado comparte con otras entidades para generar acciones conjuntas de protección y de conservación, y citó el ejemplo del Grupo Jaragua, que trabaja junto al Ministerio de Medio Ambiente en la protección del Parque Nacional Bahoruco.


Resaltó que las áreas protegidas son refugio de vida silvestre, contienen monumentos naturales y resguardan especies que son emblemáticas para evitar que con el desarrollo puedan perderse o destruirse.


Sostuvo que manejar un área protegida entraña disponer de muchos recursos, tanto personal humano capacitado como vehículos, entre otros.


La sección “El árbol de la Semana” estuvo dedicada al gri-gri, que alcanza hasta 25 metros de alto y un diámetro de su tronco de hasta 100 centímetros. Debido a sus raíces poderosas, este árbol se usa como primera barrera para enfrentar huracanes, haciéndolos perder su intensidad. Además se repone rápidamente, una vez pasada la tempestad.


Añadió que este árbol presta un importante servicio ambiental porque purifica el ambiente atrapando el polvo, reduce los ruidos y equilibra la temperatura.


Se indica que el gri-gri forma parte de las plantas recomendadas dentro de la normativa para el arbolado urbano, y entre sus ventajas figura el hecho de que no requiere mucha agua. Su madera es de color castaño amarillento claro a castaño oscuro es duro, pesado, fuerte de textura fina y durable, resistente al ataque de las termitas de la madera seca. Puede ser adquirido en casi todas las jardinerías y viveros ornamentales del país.