Cecil 'Cazar leones es un gran atractivo en África. Y cuesta mucho dinero.


Luxury Hunts, una compañía que opera en Sudáfrica y Zimbabwe, cobra 49.000 dólares por un safari de 10 días para cazar leones. También hay otra caza mayor que pueden considerar. African Sky Hunting en Zimbabwe ofrece 10 días de cacería de elefantes por 35.145 dólares. Los precios no incluyen los vuelos a África.


Los safaris de caza son populares entre los cazadores adinerados, quienes viajan a África para matar animales exóticos. Se hospedan en cabañas y se trasladan en tours guiados, dirigidos por rastreadores profesionales. Cuando matan al animal, el personal del sitio donde se hospedan lo desuella y lo monta como un trofeo, listo para el envío.


“Te tratan como rey ahí”, dijo Mick Jameson, un granjero de Nebraska y consultor de safaris para clientes estadounidenses de Wild Africa Hunting Safaris. “Vas allá y piensas que es el viaje de tu vida. Pero todos quieren regresar”.


Jameson, quien aconseja a los clientes qué deben traer y qué pueden esperar, dijo que él no tiene los fondos para cazar animales peligrosos como leones y elefantes. Sin embargo, ha encontrado safaris a un precio más modesto, los cuales se llevan a cabo en un terreno privado y cuestan 7.500 dólares por 10 días de caza de animales de las planicies, como jabalíes y ñus.


Durante su última visita, Jameson mató a cuatro animales, entre ellos un impala y un antílope. Tiene planificado participar en otro safari en septiembre. Dijo que las tarifas generalmente no incluyen los gastos de taxidermia.


Los defensores de los animales están indignados por el hecho de que un dentista de Minnesota pagó 55.000 dólares para matar a un león.


Hubo revuelo en internet después de que el dentista matara a Cecil, un león que era un importante atractivo turístico en el Parque Nacional de Hwange en Zimbabwe. El hecho dio lugar a cargos de caza furtiva contra los guías del safari.


Incluso ha generado la condena de parte del Dallas Safari Club, una organización de cazadores de safari con sede en Estados Unidos, la cual dijo que “apoya que los cazadores furtivos enfrenten un proceso judicial”.