Zea solo necesitó una bandera de arcoíris para enfrentarse a los gritos de un manifestante antigay.


La pequeña niña de Columbus, Ohio, se paró frente a un pastor que criticaba a viva voz la legalización del matrimonio homosexual en Estados Unidos, un día después del fallo de la Corte Suprema.


Según Ryan Bowling, el padre de Zoe y quien subió el video a YouTube, el hecho ocurrió durante el festival musical Comfest. Bowling dijo que el hombre fue escoltado por la policía poco después por acosar a los asistentes al festival.


Zea, según Bowling, era voluntaria en el festival, y no estaba allí para protestar.


En el video se escucha al pastor decirle a la niña: “Necesitas alguien que te cuide, que te acompañe y guíe en tu vida. Jesús te dará eso. Este mundo no te dará eso: este mundo te dará dolor, te dará divorcio, te dará dolor…”


Pero, lejos de amedrentarse, la niña se mantiene firme y varias personas se le acercan para chocar su mano en señal de apoyo.