temploUn hombre de Nepal confesó el asesinato de un niño, después de que un chamán le aconsejó que un sacrificio humano podría curar a su hijo enfermo, dijo la policía local.


El cuerpo de, Jivan Kohar, de 10 años de edad, fue encontrado el 24 de julio en las afueras de la aldea Kudiya, en el suroeste de Nepal. El niño había desaparecido tres días antes.


El superintendente de la policía Nal Prasad Upadhya, quien dirigió la investigación, dijo a CNN el lunes que Kodai Harijan admitió haber cometido el horripilante crimen previa consulta al chamán. En algunas culturas, se cree que los chamanes tienen poderes mágicos o espirituales para curar a los enfermos.


Según el testimonio dado a la policía, Harijan y sus familiares encontraron al niño jugando con sus amigos en el pueblo y lo atrajeron dándole un paquete de galletas y prometiéndole 50 rupias (49 centavos de dólar).


El niño fue llevado a un templo en las afueras de la aldea donde realizaron un ritual religioso. Luego fue llevado a un campo cercano, donde tres personas lo sujetaban mientras otro cortaba su garganta. Cuando la policía lo encontró, la cabeza del muchacho estaba casi separada de su cuerpo por completo.


Once personas en total, incluyendo el chamán, fueron detenidas por su participación en el crimen. Los autores se enfrentan a una pena de cadena perpetua.