ISISAviones de guerra turcos bombardearon por primera vez posiciones de ISIS en Siria la madrugada del viernes, un día después de que militantes del grupo terrorista mataran a un soldado turco en un enfrentamiento fronterizo.


Tres F-16 despegaron de una base aérea en el sureste de Turquía y atacaron tres objetivos de ISIS en Siria, dijeron las autoridades turcas.


La decisión de Turquía de atacar posiciones de ISIS se siguió al tiroteo del jueves en el que al menos cinco militantes yihadistas en el norte de Siria se acercaron a la frontera y dispararon contra una unidad turca en la frontera, matando a uno de los soldados e hiriendo a otros dos, de acuerdo con los militares turcos.


Turquía respondió inicialmente al choque con el disparo de artillería en Siria.


El ejército turco ha apuntado posiciones en Siria antes, pero solo como una respuesta a fuego enemigo desde el lado sirio de la frontera. Esta es la primera vez que Turquía utiliza sus aviones de guerra para atacar posiciones de ISIS.


Los ataques aéreos de este viernes golpearon dos bases de ISIS y un punto de encuentro, dijo la oficina del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en un comunicado.


Los objetivos fueron escogidos sobre la base de informes de inteligencia que sugerían una acumulación de armas y explosivos en la zona, dijo un funcionario turco a CNN bajo condición de anonimato.


Los aviones de combate han completado su misión por ahora, pero el funcionario turco no descarta la posibilidad de nuevos ataques aéreos.


“Estamos comprometidos con la eliminación de la amenaza a la seguridad nacional”, dijo el funcionario.


Hay una resolución de larga data que ha sido aprobada por el Parlamento turco que permite una acción militar contra Siria.


La violencia se intensificó después de uno de los ataques terroristas más mortíferos en Turquía en años: un atentado suicida en el que murieron al menos 31 personas el lunes en Suruc, un pueblo turco que limita con Siria.


La explosión del lunes tuvo lugar durante una reunión de activistas, en su mayoría kurdos, que pedían más ayuda para reconstruir Kobani, la ciudad siria escenario de intensos combates el pasado otoño entre ISIS y las fuerzas predominantemente kurdas.


Davutoglu dijo a los periodistas el martes que los primeros indicios apuntaban a la participación de ISIS en el ataque en Suruc, aunque no se había completado la investigación.


Autoridades turcas dijeron este viernes que habían lanzado una operación masiva contra los sospechosos, arrestando a 297 personas en 16 provincias diferentes.


Los detenidos eran miembros de organizaciones, entre ellas ISIS y el grupo militante kurdo y del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), dijo el gobierno turco en un comunicado.