EL SALVADORSegún las autoridades de El Salvador, a diario hay un promedio de 24 asesinatos. Los meses de abril, mayo y junio de este año han sido los más violentos después de la firma de los acuerdos de paz en 1992 que pusieron fin a 12 años de guerra civil.


Además, en los primero seis meses del año se registraron más de 250 enfrentamientos entre miembros de la policía y delincuentes.


Esta inseguridad tiene alarmados a los ciudadanos de ese país. Muchos, como Óscar Flórez, han decidido reforzar las medidas de seguridad en sus casas.


Flórez aprendió a soldar cuando era muy joven, y ahora trabaja poniendo barrotes en las ventanas de su casa, en la que vive desde hace más de diez años.


“Estamos reforzando la baranda porque es la protección que nosotros tenemos contra la delincuencia, porque sino al salir de la casa e irnos podemos hallar vacía la casa también”, afirma Flórez


El temor al robo de Flórez es el de muchos en la capital de El Salvador y en su periferia. Por eso se ha vuelto frecuente ver casas con muros altos, grandes portones y cercas eléctricas, como si se trataran de pequeñas fortalezas.


Según la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción, los nuevos proyectos de vivienda se han visto forzados a ofrecer mejores medidas de seguridad, de lo contrario la población no compra las casas.