CartaCuando Richard Matt escapó de prisión, esperaba ver a su hija. “Siempre te prometí que te vería allá afuera”, le escribió en una carta.


Según el periódico The Buffalo News, ella la recibió por correo tres días después de que él y su compañero de prisión, David Sweat, escaparan del Centro Correccional de Clinton, en las afueras de Nueva York.


Las palabras de Matt fueron facilitadas al periódico por funcionarios del orden público que no dieron sus nombres. La fecha del matasellos en el sobre era anterior al de la fuga del 6 de junio.


El periódico informó que no existen indicios de que la hija de Matt supiera de antemano que él estaba planeando la fuga. CNN ha informado que ella cooperó con los investigadores mientras Matt, junto con Sweat, eran prófugos de la justicia.


“Soy un hombre de palabra”, le escribió Matt a su hija.


Pero no pudo cumplir. La policía le disparó a matar después de que él le apuntó a un oficial con una escopeta calibre 20.


Él y Sweat se habían separado. Matt había estado bebiendo mucho después de que se metieron en una cabaña. Y su estado físico no era nada bueno como para mantener ese ritmo, le dijo Sweat a los oficiales cuando fue capturado esta semana. Eso provocó que discutieran.


Cuando un equipo de operaciones especiales de la Patrulla Fronteriza encontró a Matt hace una semana, él estaba solo y acostado detrás de un árbol caído. Él no obedecía sus órdenes.


Luego de dispararle, los oficiales pudieron sentir el olor de alcohol procedente de su cuerpo.


El cuerpo de Matt llegó el viernes a la funeraria “John O. Roth Funeral Home” en Tonawanda, Nueva York, según Marguerite Wilson, empleada de la funeraria.