avion Un trozo de ala de avión que se halló en las costas de la isla francesa de Reunión en el Océano Indico podría ser el primer indicio del vuelo 370 de Malaysia Airlines desde que desapareció hace casi un año y medio en uno de los misterios más insondables en la historia de la aviación.


El primer ministro de Malasia dijo el jueves que los restos hallados en la isla serán enviados a la ciudad francesa de Toulouse, centro de la industria europea de aviación.


“Hemos tenido antes muchas falsas alarmas, pero por respeto a las familias que han perdido a sus seres queridos y han padecido una incertidumbre tan desconsoladora, ruego porque descubramos la verdad para tener consuelo y paz”, escribió Najib Razak en su blog personal.


Najib prometió difundir públicamente cualquier nueva información de manera expeditiva. A bordo del avión, que cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Beijing cuando desapareció sin dejar rastros el 8 de marzo del 2014, iban 239 personas.


Los investigadores -incluido un detective de seguridad aérea de Boeing- han identificado el componente como un “flaperon” de un ala de un 777, dijo un funcionario estadounidense. El avión desaparecido es un 777 y es el único que se sabe extraviado.


La pieza podría ayudar a los investigadores a determinar cómo se precipitó el avión, pero no está claro si permitirá encontrar otros restos del aparato dada la complejidad de las corrientes oceánicas y el tiempo que ha pasado desde su desaparición.


“Es la primera posibilidad real de que se haya encontrado una parte del avión”, afirmó el ministro de transporte australiano Warren Truss, cuyo país encabeza la búsqueda en un sector remoto del océano. “Es demasiado prematuro como para formular esa afirmación, pero claramente la consideramos una pista importante”.


El vuelo 370 partió de Kuala Lumpur y los investigadores creen, en base a datos de satélite, que viró al sur hacia el Océano Indico después que desapareció del radar. Si el trozo de ala en cuestión es parte del avión malasio, daría crédito a esa teoría en contraposición con otras que lo suponían yendo al norte o incluso que hubiese aterrizado en otro sitio después de ser secuestrado.


El trozo de ala mide 2 metros (6 pies) de largo. Los investigadores hallaron un número, pero no es una cifra de registro, dijo el ministro Truss. Podría ser un número de mantenimiento, en cuyo caso podría determinarse a qué avión pertenece, agregó.


Los “flaperons” controlan los alerones en la parte posterior de las alas.


Funcionarios franceses se encuentran en la isla de Reunión para examinar la pieza, dijo un funcionario allegado a la investigación. Y un helicóptero francés inspecciona las aguas en torno de la isla para ver si hay otros restos. Mientras tanto, investigadores estadounidenses examinan una foto de la pieza.


El trozo de ala fue hallado en una playa rocosa desolada en la pequeña población de Saint-Andre y fue entregado a las oficinas de la aviación civil en el principal aeropuerto de la isla, dijo un policía local.


Los funcionarios franceses y estadounidenses hablaron con la condición de no ser identificados por no estar autorizados a hablar públicamente.


La cancillería francesa dijo en una declaración el jueves que la pieza está en poder de las autoridades judiciales francesas que cooperarán con las autoridades internacionales que investigan la desaparición del MH370.


El último contacto de radar con el avión desaparecido fijó su posición sobre el Mar de Andamán a 370 kilómetros (230 millas) al noroeste de la ciudad malasia de Penang. Reunión está a 5.600 kilómetros (3.500 millas) al sudoeste de Penang y a 4.200 kilómetros (2.600 millas) al oeste del área de búsqueda.


Fuente: Listín Diario